Con una empuñadura vertical integrada y el cuerpo más resistente al polvo, a las salpicaduras y a la congelación del mercado2, además de muchas otras funciones pedidas por fotógrafos profesionales, la E-M1X ofrece un control, una ergonomía y una estabilidad que no tienen precedentes, al mismo tiempo que permite conseguir unos resultados profesionales incluso en las condiciones meteorológicas más adversas. Con su nuevo sensor giroscópico, Olympus ha conseguido llevar su aclamado sistema de estabilización de imagen sincronizada en 5 ejes a un nuevo nivel, ofreciendo una compensación de la velocidad de obturación de hasta 7,5 pasos1. El sistema de AF OM-D ha sido completamente rediseñado, ofreciendo más puntos de enfoque y una nueva función de detección inteligente del sujeto que permite realizar un seguimiento automático de determinados sujetos. También se han mejorado las capacidades para el disparo de alta velocidad y se ha incorporado el Disparo Antiparpadeo. Entre otras muchas mejoras, también incluye el Disparo de Alta Velocidad a pulso, el filtro Live ND, un menú personalizable, alimentación y carga por medio de USB y dos ranuras para tarjetas USH II. En combinación con los objetivos M.Zuiko de alta calidad, un nuevo flash inalámbrico y el software para la gestión de la imagen “Olympus Workspace”, la E-M1X es la herramienta perfecta para obtener resultados profesionales y trabajar sobre ellos.


Un nuevo sistema de autoenfoque para conseguir la mayor comodidad, velocidad y precisión
El sistema de AF OM-D se ha rediseñado por complete para la E-M1X: partiendo del sensor de AF de detección de fase en chip de 121 puntos con cruz de la OM-D E-M1 Mark II, se ha trabajado el algoritmo de AF para hacerlo considerablemente mejor. Además, la E-M1X utiliza información de AF de las imágenes registradas para permitir un rápido seguimiento de los movimientos impredecibles y de los cambios de velocidad del sujeto.

La OM-D E-M1X permite numerosos ajustes para el AF, como los diferentes tipos de área de AF (ahora con grupos disponibles de 25 áreas de enfoque), así como ajustes para personalizar la posición del área de AF cuando se coge la cámara de forma horizontal o vertical. Las áreas de enfoque se pueden cambiar rápidamente por medio del nuevo multiselector (joystick).

Una nueva función inteligente de detección del sujeto hace que el sistema de AF detecte automáticamente sujetos específicos (vehículos a motor, aviones, trenes, etc.), enfocando la zona óptima para que los usuarios puedan concentrarse únicamente en la composición.

Con un límite de baja intensidad de AF de -6 pasos EV4, la E-M1X también evita muchas preocupaciones en la fotografía con poca luz.

Rendimiento de alta velocidad y excelente calidad de imagen.
La velocidad y la calidad de imagen de la nueva E-M1X se deben a un sensor Live MOS de 20,4 Mpx con un nuevo revestimiento para conseguir una sensibilidad mejorada y a sus dos procesadores de imagen TruePicVIII de alta velocidad con los que se consigue mejorar cosas como el tiempo de arranque o el tiempo de recuperación desde el modo de reposo. Este doble rocesador no solo hace que la cámara sea más rápida, también posibilita que se puedan utilizar dos ranuras para tarjetas SD UHS-II de alta velocidad y permite funciones como el disparo de alta resolución a pulso, Live ND o el AF inteligente de detección del sujeto.

Con la E-M1X, los ingenieros de Olympus han conseguido llevar a la estabilización de imagen otro paso adelante. Al introducir un nuevo sensor giroscópico, la cámara consigue la mejor compensación del Mercado. En combinación con un objetivo M.Zuiko IS PRO, esta tecnología hace que la estabilización sincronizada en 5 ejes pueda compensar aproximadamente 7,5 pasos1 de velocidad de obturación, eliminando la necesidad de utilizar un trípode y permitiendo disparar con manos libres en diferentes situaciones.

Con el AF bloqueado, la E-M1X posibilita una ráfaga de disparo de un máximo de 60 fps para capturar momentos tan fugaces que son imperceptibles para el ojo humano. Con la función de seguimiento AF/AE se puede capturar un máximo de 18 fps.

El modo Pro Capture de la cámara registra hasta 35 fotogramas incluso antes de que se pulse el disparador. Esta función ya ha recibido multitud de elogios cuando se presentó con la OM-D E-M1 Mark II y es perfecta para la fotografía de acción y para capturar sujetos que se mueven de forma impredecible.

Además de la resolución máxima de 80 Mpx que se puede conseguir con el Disparo de Alta Resolución con trípode, ahora la OM-D ofrece también un Disparo de Alta Resolución a pulso. Esta función está diseñada para fotógrafos que no quieren verse limitados por tener que usar un trípode. Se trata de una función que genera un disparo de alta resolución igual al que se captura con un sensor de 50 Mpx, sin rastro de imágenes borrosas causadas por el movimiento de la mano.

La nueva función Live ND incorpora efectos de baja velocidad de obturación como si se estuviera utilizando un filtro ND. Puede revisarse la escena por medio del visor y editar el efecto antes de hacer la foto. Los efectos pueden seleccionarse en cinco niveles diferentes: ND2 (equivalente a un paso de velocidad de obturación), ND4 (2 pasos), ND8 (3 pasos), ND16 (4 pasos) y ND32 (5 pasos).

Capacidades de vídeo y otras prestaciones.
Además de conseguir fotos de calidad profesional, la nueva E-M1X es una maravilla grabando vídeos. Tiene todos los extras que un aficionado a grabar vídeos puede necesitar para capturar los momentos tal y como suceden.

Con el formato de vídeo de alta calidad Cinema 4K (C4K, 4096 x 2160) no solo se tiene la resolución más alta disponible hasta la fecha, sino que también ofrece una gran flexibilidad en tareas de postproducción.

La potente estabilización en 5 ejes y estabilización electrónica permiten una precisa grabación de video 4K y C4K con tres niveles de compensación de movimiento dependiendo de la postura del fotógrafo y de su movimiento.

Para compensar las condiciones de luz cambiante típicas de la fotografía documental y de naturaleza, la E-M1X cuenta con la función OM-Log400. Esta función permite conseguir vídeos sin pérdida de detalles en las zonas de luces y sombras y disfrutar de una mayor creatividad y libertad de grabación por medio de la gradación del color.

Por si esto fuese poco, los vídeos de alta velocidad a 120 fps ahora son compatibles con el formato Full HD, ofreciendo la posibilidad de grabar vídeos de cine con percepción de cámara lenta.

La OM-D E-M1X cuenta con un sensor GPS incorporado, un sensor de temperatura, un manómetro y una brújula, conocidos colectivamente como “sensores de campo”. Además de información acerca de la localización como la longitud o la latitud, estos sensores detectan y registran la temperatura, la elevación y la dirección de la cámara para poder incorporar una información de disparo detallada a las imágenes.

Por medio del Disparo Antiparpadeo, la cámara detecta la frecuencia de parpadeo de fuentes de luz artificial y activa el obturador a un límite de brillo para minimizar la posibilidad de obtener exposiciones o colores irregulares entre fotogramas secuenciales. Escanear el parpadeo elimina la posibilidad de obtener rayas al utilizar el Modo Silencioso (obturación electrónica) y al grabar vídeos para que los usuarios puedan ajustar con precisión la velocidad de obturación.

Una nueva función Wi-Fi permite el disparo remoto sin cable y también hace posible transferir de forma inalámbrica imágenes a un ordenador por medio del software “Olympus Capture”.
OLYMPUS
23V207080BE000
Nuevo

16 otros productos en la misma categoría: